Destacado

Bienvenida.

Este es el extracto de la entrada.

Cuando era chica tenia mi diario en el que escribía cada una de las cosas que me iban pasando, mis secretos, mis pensamientos, incluso algunas frases que ni siquiera tenían sentido. En ese momento sentía una necesidad de hacerlo, pero por la edad tal vez, no me llegaba a dar cuenta del porqué; solo creía que era parte de la moda, un lindo cuaderno color rosa, una lapicera con plumas en la punta o de brillitos, escribir sobre el chico que te gustaba y la chica que te llevabas mal.

Cuando paso el tiempo la idea de escribir no se fue, solo se manifestó de diferentes formas, algunas bastantes polémicas.

Se me dio por narrar cuentos, inscribirme en talleres literarios y de investigación, me cree un blog, utilice las diferentes redes sociales, y abrí este nuevo espacio.

Al crecer, me di cuenta que no era moda lo que me incentivaba a tener estas acciones, sino que realmente era necesidad. Necesidad de expresar todo lo que uno calla, de aclarar todas las dudas que tenia y a la vez enjuiciar todo lo que suponía tener claro, un medio para analizar las cosas de otra forma.

Junto con la claridad de mi propósito, viene un planteo que aparece hoy siendo mas grande.. ¿Porque tener estas actitudes puestas como “extrañas” cuando debería ser la forma normal de manejarse? es decir, ¿acaso tenemos dos formas de manejarnos, dos formas de plantearnos las cosas, dos discursos, dos reacciones, porque estamos subordinados por la sociedad? ¿hasta que punto la sociedad te modela para convivir? ¿nos condiciona a un extremo infeliz? ¿que es lo normal? ¿lo correcto? ¿lo bueno?

Al fin y al cabo siempre caemos en la misma discusión, a veces pienso que realmente todo es subjetivo. No se si es el momento en el que estamos en el que todo esta expuesto a criticas, desconfianzas, análisis, a ya un nivel alto de susceptibilidad y diría que en algunos casos hasta irracionalidad o si realmente se trata de una evolución; en mi mente llegan nombres de algunas de las personas mas inteligentes de la historia que planteaban qué es el bien y el mal, lo bueno y lo malo, el inconsciente y la razón, el porqué al infinito, la intención, la moral, la conveniencia.. Puesto que me planteo 2 asuntos! es una discusión que yo no invento en mi cabeza para justificar algún error, si no que hay escritos muy interesantes sobre el tema, pero en segundo lugar pienso que estamos hablando de gente que se hizo escuchar hace muchos años atrás.. ¿estamos atrasados? ¿involucionamos? ¿siempre caemos en lo mismo? ¿vamos a encontrar una respuesta? ¿existe la respuesta? ¿se trata de una explicación completamente diferente? ¿qué estamos haciendo bien? ¿qué estamos haciendo mal? y volvemos a utilizar las mismas palabras.. bien, mal, etiquetas que aún no sabemos si existen ni a qué están sujetas. Pero para finalizar me quedo con esta ultima duda planteada.. ¿el dominante de las mismas es la sociedad? por ende, ¿estoy encontrando una respuesta a mi anterior pregunta sobre que tan subordinados nos encontramos del medio? es decir, si el lugar en donde vivo es el mismo que determina qué es lo correcto o mejor dicho cuáles son las condiciones para sobrevivir, si lo universal ya no existe, si la modernidad arrasa con sus defectos y sus virtudes. Desde que somos chicos nos enseñan que todo se trata de adaptarse y permanecer, y que el que no lo logra se queda atrás.. Pero insisto en la crueldad que a veces tiene esta condición.

 

 

 

Dormido

muévete o échate a morir; el tiempo es corto, las oportunidades pasan rápido y las personas se cansan

Y miras con unas ganas locas de abrazar, pero con el miedo de herirte.. lastimar la capa de dureza que sostienes con mucho orgullo tu artificialidad

Ya no sabes que excusa poner, ya no sabes que mentira decir; no entiendes porque te alejas así, ni porque querés estar allí

Si tendrías que explicar tus actos, saldrías corriendo; posiblemente querrías acurrucarte en los brazos de quienes lastimas, pero decidirías arrinconarte en una oscura esquina

Que maravilla, ver como te quedas en la oscuridad, esperando que todo logre pasar, que las circunstancias decidan por vos, y que pierdas por no tener valor

No saltas, no gritas, no se te escapa una grosería, tampoco una carcajada que se escuche desde la esquina, ¡ay que porquería! Hablo de un chamuyito que te de cosquillas en el corazón, y una palmeadita que te haga sentir vivo; Incluyo al insulto o el verte en ridículo. Cosas que me hagan sentir que te hierve la sangre como a mí

Brindemos por el alago no dicho, el beso no dado, cada cosa no realizada, cada espacio en blanco dejado, esa posibilidad desperdiciada. Brindemos que los fantasmas ya llegaran, y a vos lagrimas de arrepentimiento te producirán; un lugar desahuciado otorgaste, una mente sucia activaste, la decepción provocaste, a tus sueños no activaste, no arriesgaste ni adrenalina utilizaste. ¡Por cagon bardeaste!

 

AUTO-LIMITADOS

Enojo, tristeza, alegría, desconcertación, cualquier estado de ánimo los manifiesto bailando y escribiendo, pero cuando estoy en crisis, me convierto en un ente; no puedo emitir una elegante frase, ni una positiva visión, mucho menos mantener una amistosa relación, ni siquiera soporto estar acostada tolerando la presencia de mi cuerpo ni el perturbador silencio que me lleva a un fino contacto con mi conciencia, generalmente me siento a escribir y me cuesta unir las palabras o volcar esa oscuridad que siento en la boca del estomago y en caso que lo haga no me convence la calidad de estos párrafos, el dato final para reconocer mi estado es que suelo ponerme a dibujar/ garabatear traduciendo el enredo que siento (he pasado meses en los que mi tiempo se usaba para pintar mandalas, rellenar los cuadraditos de las Rivadavia cuadriculadas, o mamarrachear todo a mi alcance)
¿Porqué cuento ésto? porque estoy en esta situación, en la que siento que tengo un montón de cosas para expresar y ganas de escribir, sin embargo no puedo; aun así me di cuenta que el problema no era el conjunto de preposiciones sino que nunca me gustaba el texto final, mi auto-exigencia; entendí que era completamente absurdo el asunto, porque sería ridículo calificar a una expresión, en especial si uno no lo hace con un fin que me exija cierto nivel.
De esta forma, comencé a asociar dicha exigencia ilógica con diferentes circunstancias de mi vida; comprendí que la misma mala decisión la estaba tomando en otras áreas, incluyendo situaciones que me acomplejaban; me encontraba auto-limitándome.
Me llenaba de preguntas que jamás me iban a dar una respuesta que me complazca totalmente porque no coincidían con mi esencia, me rompía la cabeza sobre como manejarme o que hacer cuando lo más fácil es dejar fluir, de aceptar la realidad, de amigarme con lo que siento y con lo que soy, respetar lo que me queda cómodo y la forma que me convence manejarme, de defender lo que me gusta, pienso, y creo.
Si uno remata su espíritu, siempre va a estar perdido. Si uno quiere adherirse a algo que no es, a una situación que no le pertenece, a un grupo que no encaja, siempre va a estar con dudas. Si uno no se maneja con libertad, nunca va a saber que hacer.
Teclee este punto y emití un suspiro. Cambie de música. Incluso escribiendo esta nota fui observando y consumiendo cambios. El estado anímico se fue transformando.

Continuamente hablamos de crecer, ser mejores personas; nos reclamamos saber escuchar, ver la realidad, aceptar los errores; pedimos saber disculparnos, ser agradecidos, no cometer las mismas fallas una y otra vez.

Recitamos abiertamente una y otra vez los puntos que debemos seguir. Creamos nuestro manual, nuestro diccionario, nuestra biblia, y nos asociamos al fracaso si no respetamos esas pautas que un criterio muchas veces vació, nos conforma como una persona integra, grandiosa, ganadora.

Pero, ¿nos olvidamos de la subjetividad? ¿lo que se olvida de respetar es la individualidad? ¿o en realidad de defenderla? Observen:

  • A es fanático de los autos pero ello no implica que todos lo seamos, ni siquiera quienes lo rodean por mas cercanos que sean.
  • B adora a Ricky Zarkany pero no me obliga a mi ni a nadie que también lo haga. Incluso existen varios marcas, donde uno tiene la posibilidad de ELEGIR lo que mas le guste, convenga o pueda.
  • C odia la contabilidad y ama la medicina pero no establece que el resto sienta y piense igual. De hecho ni se nos ocurriría la posibilidad de un mundo donde todos seamos médicos o donde no existan contadores.

Los ejemplos planteados sobrepasan la obviedad, de hecho ni siquiera nos podriamos imaginar una situacion en la que las millones de personas sean medicos, fanaticos de los autos y nada mas, o solo compre en Ricky Zarkany; pero a lo que quiero llegar con esto es.. ¿porque no sucede lo mismo con todos los gustos y necesidades?

Vivimos pidiendo perdón y permiso, hasta el punto que llegamos a desconocernos a nosotros mismos de tanto que nos modificamos para encajar o para que las cosas funcionen.. y ¿saben que? aún así, terminan no funcionando; en el fondo sentimos que algo esta fallando, nos cuesta seguir el ritmo, nos perdemos, nos surgen dudas respecto a como hacer o como seguir, o simplemente a largo o corto plazo nos rescatamos que hay una parte que no logramos llenar con nada y que con el tiempo ¡se hace escuchar cada vez mas!

Deberíamos replantearnos que es la verdadera evolución, cual es nuestra gran mejor versión, que es mejor si cambiar o transformarse.. incluso si es posible el hecho de cambiar o es una mas de nuestras tan preciadas auto-mentiras. Tendríamos que cuidar mas nuestra luz interior, y sobre todo.. proteger y defender nuestra esencia, porque para mí es nuestro escudo y espada

vacios

“AGUANTA” me grita un cuerpo aparente de experiencia que mucho habla y poco aprieta

“DEJA QUE EL TIEMPO HABLE” como si no fuera algo abstracto, como si no fuéramos nosotros quienes actuaramos, como si tuviera una fuerza de accion autonoma.

“NO AHOGUES” como si alguien te emparcharía esos vacios que sentis, esa necesidad de abrazos, besos, palabras, acciones. Se acomodan en que las cosas son mutuas pero nunca observo que sean asi.

“SABER ESPERAR” Cada cual tiene sus tiempos, es verdad, y nadie tiene la culpa de ello, porque es algo natural e indomable.. pero aplica para ambos supuestos, ambas condiciones. Por lo tanto, ambas partes debe encontrarse en situaciones confortables.

No deben existir las idas y vueltas, no hay que quedarse con las ganas de abrazar o ser abrazado, se deberia decir lo que sentís a la otra persona cuando queres hacerlo, nos merecemos recibir el cariño que necesitamos en el momento correcto. Nadie merece permanecer con dudas, estar sentado distraído con signos de interrogación que no dejan avanzar en su vida cotidiana

“¿Porque? ¿que hace falta? ¿que no hice? ¿que no tengo?” se pregunta un sujeto con el corazón en la mano listo para afrontar lo que la vida le propuso.. con un “No se” como respuesta del otro lado, y muchos cuchillos al alcance para matar su seguridad.

De afuera, uno ve las situaciones y siempre son mas fáciles a cuando las vivimos, lo que me descoloca es porque no actuamos de la manera que aconsejamos o supondríamos que lo íbamos a hacer cuando nos toca.. Esto no implica no procesar las cosas ni mucho menos, simplemente no jugar, ser honestos.

“Me aburro, se pierde la diversion” “Lo facil me aburre” responden. Bueno, hago una autocritica y digo que tambien siempre voy por lo mas complicado pero tengo un limite.. intentar saber diferenciar lo dificil de la histeria, la dificultad porque vale la pena a la indecisión, lo real al juego. La diversion se encuentra en otro lado.. si hablamos de una pareja en la cama y no caer en la rutina, en una amistad en las salidas y la complicidad, en la familia por ejemplo en una cena fuera de casa y una charla.

HONESTIDAD.. creo que es la palabra clave, superar los miedos y sincerarse con uno ¡pero tambien con el otro! incluso cuando no sabemos donde estamos parados la otra persona tiene el derecho de que le digan de la situación, necesita organizarse. Le temen a la honestidad porque piensan que va a echar a perder todo, y yo en verdad confió que es el verdadero comienzo, el inicio de la estabilidad de uno y también del vinculo con el otro (desde el mas informal hasta del formal pasando por el obligado) ¿Y porque no, recibir ayuda, como plus?

 

ME DEPRIMEN..

los que no se permiten SER

la gente uniforme

los que actúan por rebeldía

mirar a un costado y ver personas que no cree en grandes apuestas

los que no pasan limites ni ven que hay un más allá siempre. Los putos negadores de los trasfondos 

los que no sueñan

quienes se reprimen existiendo tantas formas de expresión- los que no aprovechan ni el silencio-

los que te dejan dudas

los que no disfrutan de las minúsculas cosas

los inconscientes de tener toda su vida para armar lo que anhelan

los que se aprovechan y se reposan en la delgada linea entre ser colgado y estar desinteresado

LOS CAGONES 

 

 

 

 

 

Entre ser y no ser, ni se quien soy

Cuando nos refugiamos en una definicion, no llegamos a entender el porque de nuestras acciones, de nuestros impulsos, de nuestras ganas, nuestros sentimientos. Solo nos aislamos en eso que debemos ser, que se supone que seamos, que corresponde. Ni siquiera tenemos en cuenta lo que nos causamos cuando dividimos las personalidades entre A o B, sin dar tregua a nada, sin perdonarnos a nosotros mismos en caso de corrernos de ese criterio, nos limitamos entre un blanco o negro.

No se que es lo que nos impulsa a tener este pensamiento, a obligarnos al deber como si tuviéramos una biblia a la cual responder; solo sé, que deberíamos atrevernos a conocernos a nosotros mismos y entender que somos A, B, C, D e incluso 1, 2, 3, una diversidad de sentimientos y pensamientos, una travesía de emociones, entender que ni siquiera esta regulado nuestro accionar ya que responde a las circunstancias y las mismas son indescifrables, por lo que consecuentemente también nosotros

Nos ponemos entre la espada y la pared innecesariamente. ¿La sociedad tiene un rol importante en esto? indudablemente, pero seria cobarde echarle la culpa solo a ella cuando somos nosotros quienes la integran, cuando nadie nos dice que pensar y que no, a quien responder y a quien no; ¿la sociedad nos obliga? no estoy de acuerdo, no en 100%, pondrá una cuota de manipulación e inconscientemente respiraremos aires que no responden directamente a nuestro espíritu, claro que el ambiente nos altera, pero no totalmente.. uno tiene la capacidad de revelarse, sin importar las consecuencias, es la escala de valores de cada individuo lo que influye, ¿que te interesa más, el precio o el bien? si nos ponemos en filósofos diría que nadie va a pagar un precio mas alto de lo que vale un bien, por ende, si no se atreven a desafiar a los alrededores es porque ellos les parece mas importantes que uno.

No niego la cantidad de casos en los que ni siquiera uno se conoce, si bien es imposible hacerlo totalmente por las razones circunstanciales que mencionaba antes, muchas veces es por una negación y deseo de comodidad constante.

Un ejemplo me parece que son las tribus urbanas que se dan como revolucionarias, dan cátedras sobre como ser diferentes, no seguir los canon sociales, no responder a la moda, tener otros valores, hablan de ciertas filosofías.. Pero, aún así rechazan a quienes no contestan de la misma forma que ellos, dentro de su grupo lucen todos igual (¿eso no es seguir una moda?), apenas toleran si alguien tiene una “pasión” adicional.. ¿esto no es responder a un grupo? No es malo compartir gustos y pensamientos, sí ajustar todo a ello, no ser uno mismo.

En conclusión, si me quedo en que soy A, y no admito que también SOY B, y en ciertas ocasiones podría ser C, jamas me voy a descubrir por completo, me voy a rechazar cuando sienta emociones desconocidas, y otro factor que no se menciono.. ¡no voy a llegar a entenderme a mi ni mucho menos al prójimo!

¿De aca vendrá la frase lo opuestos se atraen? Tal vez se trata de una complementación, de explotar una parte que tengo pero por diferentes razones no pude, quise, o supe utilizarla. Tener en cuenta que dentro nuestro tenemos una parte del otro, aunque a simple vista creamos totalmente lo opuesto. Creo positivamente en ello, utilizar todos los recursos que poseemos es algo interesante y aun mas que alguien nos ayude a hacerlo. Nadie puede ser alguien completo con lo basico, necesita conocer y experimentar; puede gustar o no, pero siempre te va a salir bien, porque incluso el “no gustar” es una información positiva a tener, y curioso saber el porqué. En resumen, simplemente todos debemos SER.

Orgullo

No me perdonen cuando defiendo a todos por igual sin juzgar su historia, su tez, su clase social, sus posibilidades. No me perdonen cuando me pongo terca para encontrar la igualdad entre las personas, para explicar situaciones, para insistir en lograr tolerancia.
No defiendo la igualdad de opinión ¿Qué sería del mundo sin la diversidad de pensamientos? Aunque admito que mi caracter dé a entender lo contrario y me falte ganarle algunas batallas al capricho, no me gusta que definan quien tiene la razón, ni si quiera estoy segura de que exista ¿Quién determina el bien y el mal? ¿Porqué ser determinantes en cuestiones subjetivas? Si me tomaría el lugar de sincerarme, diría que elijo entender al otro antes de que piense igual a mí ¡por supuesto que me encanta conocer los porqués de la gente! es en sus fundamentos, donde abrimos la cabeza y crecemos.
Simplemente, decidí usar los mal tragos, cada mirada que me tocó observar, cada frase que escuche/ leí, experiencias que viví, personas que me crucé.. Sí, usarlas, aprender de ello, determinar mi forma de ser, no convertirme en un ser ajeno al mundo, no ser tan ignorante de creer que nada ni nadie jamás me va a afectar, ni ser tan ingenua de pensar que tengo el poder de controlar todo.
Desde la casa mas lujosa, la fiesta más top de un Country de Hudson, la facultad más cara, Edificios Públicos, el departamento clase media, la escuela sin techo en un pueblo alejado de Entre Ríos, la escuela precaria en el campo de Santa Fé, el hospital para gente descapacitada, y “la villa” les cuento: Vi gente con recursos, crecer; vi afortunados con grandes capacidades, eligiendo no avanzar; “¿exitosos?” volviéndose vacíos por amarrarse a lo superficial, y otros quedándose en la mediocridad por no animarse a más; vi quienes decidieron cortar todas sus opciones; vi seres que a simple vista no podían llegar a mucho, rompiendo todas las barreras; vi a guerreros que la vida y las personas les dieron la espalda, y eligieron insistir y superarse. Entonces, ¿bajo que criterios juzgar?
Me topé con diferentes tipos de casos, y siempre era la misma conclusión: todos tenemos puntos en común; miedos, peleas internas, nos sacrificamos, sueños, inseguridades, una idea establecida, ganas, hambre de oportunidades, palabras que nos marcaron (buenas y malas), trabas, pasiones, cosas que callamos, razones, una historia..
Por ende, no me perdonen, porque estoy segura de lo que elegí ser, tengo fundamentos y ejemplos de sobra, amo hasta mis errores que me construyen día a día, y si me dan a elegir entre ser yo misma (aunque el camino sea difícil) o no serlo.. les respondo contándoles que todos los días lucho un poco más, para sostener mi escencia.
Los invito a sostener la suya, escuchar el alma, mirar más a su alrrededor y abrir/ usar la cabeza 💘 Limitada es la persona que no lo hace, y equivocada esta quien te critique por hacerlo, no vos.. que usas todas las herramientas de la vida e intentás, como se puede, ser mejor.

Momentos

Sabado, seis de la tarde, ultimo sabado de mis vacaciones, posiblemente ultimo fin de semana en el que no tenga responsabilidad alguna. Mi cabeza está bloqueada, mi cuerpo temblando y mi pecho con arritmia.

Situación: Promesas de un lugar, creencia de oportunidades, imaginación de un futuro, ganas de cumplir objetivos, ilusiones, primeros trabajos.

Realidad: traición, palabras en vano, utilización de una causa por ambición.

Resultado: EMBRONCADA, CON IRA, CONSTERNADA, DESAMPARADA, EN BLANCO.

En fin. Comencemos.

Defiendo que todos tenemos una causa o algo que nos moviliza, y que uno puede ser excelente en su modo de colaborar con ello. Creo que así debería funcionar todo. Una realidad en donde las personas no teman en buscar qué es lo que mas le preocupa por decirlo de alguna forma, y se atrevan a descubrirse a ellos mismos para encontrar de qué forma son buenos ocupándose de ello; una vez resuelta dicha aventura, deberían dedicar su vida a eso (ademas de las cosas básicas como la amistad, el amor y la familia)

Pero la historia tiene muchos puntos tristes. Gente que jamas se pregunta que quiere para su vida o qué le gusta ¿Falta de confianza?, otras que lo hacen e incluso se esfuerzan en ello pero nunca es suficiente para tener su merecida oportunidad ¿la culpa es de ellos o del alrededor? ¿falta fuerza o posibilidades? ¿las posibilidades las crea uno o se dan?, y por último quienes realmente logran cumplir sus objetivos.

Triunfadores ¿que entienden  por triunfador? ¿influye acaso su concepto de ganador en la satisfacción que sienten?; para mi triunfador no es aquel que gana mucha plata o se convierte en jefe.. no existe el verdadero ganador, todo depende según los ojos de cada persona.

Si tengo que remarcar algo que me parece nefasto es quien posee ambiciones desgarradoras y se mete con “el ser con causas”, aquel que cruza el limite y perjudica sin lugar a duda tantas cosas que ni siquiera lo ve. No puede sentir mas que la ambición por ganar, tal que nunca es suficiente, y jamas va a estar contento con él mismo. Ese hambre que no deja ver cuando se equivoca, cuando daña y me atrevo a decir que ni deja valorar los aciertos; es incapaz de sentir esa satisfacción de hacer las cosas bien, de brindar.

Dar no te saca sino que te otorga, esperar te enseña, ir despacio te hace sabio, respetar te da ventaja. En la carrera por ganar nos llevamos puestos tantos valores que en al abrir y cerrar los ojos en vez de aprender nos volvimos hasta mas ignorantes! todo tiene su tiempo, su espacio, todos deben tener sus oportunidades, todos deben fallar y acertar. ¿Masticar la comida no te da el beneficio de sentir el gusto?

El peor error es creer que todo lo tenemos ganado, que lo sabemos todo, que las personas están a nuestra disposición, que en vez de compañeros tenemos discípulos. Mas de una vez, cuando pensamos tener todo muy calculado, es cuando peor las cosas están. Por ende, hay que saber mirar, saber escuchar, saber hablar. Hablar con quien tengo al lado, hablar con quien tengo abajo, interpretar los silencios y descubrir el trasfondo de cada situación que pasa.

“Te puedo invitar a tomar vino, te puedo insistir a que me acompañes a una segunda copa, a una tercera, te puedo seducir y endulzar el oído, te insisto para una cuarta, aceptas y ya estas vulnerable. Jamas aclare que mientras tomabas vino, lo que yo tomaba era agua.”